Suche
Espacio amigable de niños haitianos (Fuente: Jakob Studnar)

Espacios amigables para niños: Oasis en medio del caos

Rescatar y proteger a los niños es la máxima prioridad de toda la ayuda humanitaria de Kindernothilfe. Los espacios amigables para los niños constituyen la herramienta clave para este trabajo. Son oasis en medio del caos donde los niños reciben protección, comida, apoyo escolar y atención médica y psicológica - y donde pueden ser simplemente niños de nuevo.

Los niños no son pequeños adultos. Son simplemente niños - y esto es especialmente cierto cuando ocurre un desastre. A raíz de los terremotos, inundaciones y sequías, las niñas y los niños necesitan protección especial y tienen necesidades especiales.

La nutrición es un foco de atención. Los niños que ya están desnutridos necesitan alimentos de alta energía para sobrevivir a estas situaciones de emergencia sin sufrir daños en su salud a largo plazo. Se ofrecen alimentos especiales para los bebés y se ayuda a las madres a amamantar a sus bebés. Es más, se deben tomar medidas especiales para proteger a los niños de la violencia y la enfermedad en medio de la agitación y la miseria de los refugios de emergencia.

Para el desarrollo de los niños, también es importante que continúen recibiendo apoyo escolar y tengan una rutina diaria estructurada. Si los niños han sido privados de la vida cotidiana de la escuela durante mucho tiempo, muchos de ellos no logran regresar al sistema educativo. Esto tiene un impacto a largo plazo en toda la sociedad. Exacerba los déficits educativos y alimenta el ciclo de la pobreza.

Nuestra ayuda se centra en los niños

Para dar a los niños la mejor ayuda posible durante y después de los desastres, establecemos eacios amigables para niños, son áreas esencialmente especiales - a menudo dentro de refugios de emergencia - donde los niños reciben protección, comida, apoyo escolar, oportunidades para jugar y atención médica y psicológica. El objetivo aquí es proporcionar a los niños una rutina diaria estructurada y crear una base de confianza que les permite sentirse seguros en una situación insegura.

La experiencia en la gestión de espacios amigables para los niños ha demostrado que es especialmente importante registrar a las niñas y los niños y supervisar regularmente su asistencia. Trabajar mano a mano con otras organizaciones que también se esfuerzan por proteger a los niños ha hecho posible reducir significativamente el riesgo de abuso infantil y tráfico de niños.

Los espacios amigables para niños varían dependiendo de las necesidades específicas que surjan de cada situación posterior al desastre. Cada espacio se ve diferente y tiene ofertas diversas. Kindernothilfe planea todo esto en estrecha cooperación con los socios locales. A veces sólo se necesitan algunos materiales básicos para construir un espacio amigable para los niños. Cuando no había materiales de construcción en Haití inmediatamente después del terremoto de 2010, por ejemplo, Kindernothilfe colgaba lonas de plástico entre árboles, diseñándolo como un lugar para jugar con estructuras firmes. Fue un éxito enorme. Los niños florecieron, se rieron y finalmente pudieron ser niños nuevamente. No fue hasta más tarde, cuando los materiales de construcción estaban disponibles, que era posible construir pabellones en este sitio.

Los espacios amigables para los niños siempre se adaptan a las necesidades locales

A raíz de las inundaciones en Pakistán en 2010, los edificios vacíos se situaron al borde de la zona de desastre y, tras algunos trabajos de renovación, podrían utilizarse como espacios para los niños.

Al igual que los ajustes varían, las ofertas de programas también se adaptan a las necesidades locales y abarcan desde actividades abiertas y de aprendizaje, nutrición orientada a niños y chequeos de salud, hasta trabajos de asistencia en caso de trauma como observaciones de comportamiento, grupos de discusión y asesoramiento psicosocial.

El trabajo de establecimiento de espacios amigables para los niños tiene que comenzar en una etapa temprana, y debe continuar hasta que la situación vuelva a la normalidad, como cuando las escuelas vuelvan a abrirse. Esto puede tomar hasta seis meses o incluso un año. Dado que los espacios amigables para los niños apoyados por Kindernothilfe son operados por organizaciones locales, también es posible mantener este programa por períodos más largos de tiempo.

Proporcionamos alivio en caso de desastres

Proporcionamos alivio en caso de desastres

Cuando ocurre un desastre, las víctimas necesitan ayuda inmediata. Proporcionar ayuda de emergencia es sólo el primer paso en nuestra ayuda humanitaria.

Más información
Cómo trabajamos

Cómo trabajamos

Obtenga más información sobre cómo hacemos realidad los Derechos del Niño.

Más información
Ayuda para los niños sirios refugiados en el Líbano

Ayuda para los niños sirios refugiados en el Líbano

En El Líbano, hacemos posible a los niños sirios refugiados asistir a la escuela.

Más información